El brunch dominguero

Nos hemos vuelto muy hipsters, muy pijos, o muy tontos, como se quiera llamar. Todo lo que está de moda está guay, pero muchos no estamos acostumbrados a ello. Yo tampoco. Pero por eso mismo os voy a recomendar sitios donde creo que entienden de brunchs.

RestauranteCafé Búho

DirecciónPasseig de Sant Joan, 84, 08009 Barcelona

El restaurante que mejor expone lo que es un brunch es el Café Búho, por lo menos a mí me lo vendieron muy bien. Por 17,5€ tienes un menú brunch que incluye todo lo necesario para sentirse británico por un día. De entrante tienes tu Mimosa (o cava en su defecto), un zumo de naranja, tu cafe o te y unas pastitas para ir abriendo boca. Acto seguido, unos buenísimos huevos Benedict con salmón acompañados por una ensalada y para acabar la tarta del día con fruta. Menú riquísimo y completo, más que un brunch, un desayunocomidacena, energía para todo el día.

Si el menú no convence y se pide a la carta, la decisión será difícil. Decidirse entre el pulled pork (cerdo desmenuzado con col y todo en salsa barbacoa) o la hamburguesa vegetariana (con verduras marinadas, mozzarella y tomate) será una tarea compleja. Cualquier elección será la buena. Todo buenísimo. Además, si a esto le unimos los pasteles de tamaño industrial y unos batidos increíbles le damos la guinda a un domingo perfecto.

Restaurante: Granja Petitbo

Dirección: Passeig de Sant Joan, 82, 08028 Barcelona

En frente del Café Búho, cruzando la calle Aragón, encontramos la Granja Petitbo, donde sirven uno de los mejores huevos Benedict (con salmón, bacon o espinacas) de Barcelona. Todos los ingredientes de este plato son un 10 en Petitbo, donde destaco que el pan, un componente tan importante dentro del conjunto total, no resta, como pasa en otros restaurantes.

20161204_132008

También recomendar los zumos, riquísimos, variados y contundentes, totalmente naturales y que complementan perfectamente el brunch del domingo. Seguramente los mejores zumos de los tres sitios que analizamos hoy. Solo nos falta acabar con un postre perfecto, y lo tienen.

20161204_134910

 

Restaurante: Can Dendê

DirecciónCarrer de la Ciutat de Granada, 44, 08005 Barcelona

Por supuesto en Poble Nou no podía faltar el brunch. Aquí no disponen de menú cerrado por lo un zumo para empezar con unas patatas ruffles caseras parece una buena opción. Originales y muy buenas.

Ya entrando en materia, nos decidimos a probar los huevos Benedict con Ricotta y los huevos revueltos Dende (en mantequilla noisset y jamón). Estos Benedict tenían el mejor acompañante y eran muy sabrosos, pero fallaban en algo tan fundamental como el pan. El peor pan de los tres sin duda y que bajaban considerablemente el nivel del plato. Correctos los huevos Dende, acompañados de las patatas ruffles caseras. Más allá de los huevos estaban los sandwiches, todos ellos con una pinta espectacular, en el cual el pulled pork y el pollo crispy (pechuga rebozada con Panko, mayonesa, guacamole y sweet chili) destacaban sobre los demás.

En los postres sí que Can Dendê triunfa con sus pancakes, acompañados de plátano y recubiertos de nutella o de frutos rojos, sirope de arce y creme fraiche. Un diez para finalizar la mañana.

20170114_154114.jpg

 

Clea Tushé, el restaurante cool de Lleida

Restaurante: Clea Tusé

Dirección: Plaça Cervantes, 4, 25002 Lleida


Lo mejor: La calidad y variedad de platos

Lo peor: No poder disfrutar de la terraza todo el año

Precio: 20-25€

Lleida no es solo niebla y frío en invierno y calor y fruta en verano, también hay buena comida. Si además le añadimos un local cool mucho mejor. Eso pasa cuando vas al restaurante Clea Tushé. Ya la entrada es curiosa: el local está en una de las plantas superiores y has de ir en ascensor.

IMG_20161031_212909.jpg

IMG_20161031_213248_recortada.jpg

 

En el menú tenemos de todo. Las típicas ensaladas a las que se les añaden un steak tartar de ternera o un capaccio de atún.

Para compartir hay que recomendar los nachos acompañados de carne picada, queso chedar y guacamole que rebosan el plato.

Otro plato estrella serían las alcachofas rebozadas con salsa romesco, deleitando el paladar. No solo el romesco sirve para los calçots.

 

IMG_20161031_214552.jpg   IMG_20161031_214629.jpg

IMG_20161031_220751_recortada.jpg

Quizá uno de mis platos favoritos sea la brocheta de pulpo con un parmentier de patata trufada tan delicioso como el mismo pulpo. Es posiblemente una obligación si la cena deriva en platos variados y no en hamburguesas o platos únicos.

Lástima el risotto, un plato tan bueno pero que escasea un poco en las proporción que sirven.

IMG_20161031_220830.jpg

La selección de hamburguesas es original, un valor añadido si lo que se quiere es salir de la típica hamburguesa que contiene siempre los mismos ingredientes como serían el bacon, queso y tomate. Comer un bagel de rabo de toro no se puede hacer en todos los restaurantes.

En cuanto a los postres, cualquiera es buena elección. Los amantes del chocolate estarán contentos aquí. Además, las raciones son generosas y compartirlos una gran elección. Todo muy espectacular y sabroso, todo muy “sano”.

Un espejo en el que mirarse para muchos de los restaurantes de Lleida y del cual se puede disfrutar de una terraza espléndida cuando el tiempo lo permite. Un lujo más a añadir junto la variedad y calidad de los platos que sirven.

El mejor ramen de Barcelona

Restaurante: Ramen-Ya Hiro

Dirección: Carrer de Girona, 164, 08037 Barcelona

Lo mejor: El mejor Ramen de Barcelona

Lo peor: El tiempo de espera

Precio: 10,50€

No me gusta la sopa. Rectifico: no me gusta la sopa tradicional, esa de fideos finos, sumergida en agua, porque hay que decirlo, hay sopas que son agua en las que han disuelto una pastilla de avecrem y ya está. Esto fue lo que le dije al amigo que me llevó a comer a Ramen-Ya Hiro.

Letrero.jpg

La cosa no pintaba bien para hacerme cambiar de opinión y menos cuando había que hacer media hora de cola antes de que abrieran la cocina para poder pasar al primer turno. Lo bueno y lo malo (depende de como se mire el tema de que pasa cuando un sitio se hace popular) es que en la cola había nipones.

Ya dentro, con Son Goku de fondo, se puede ver que el menú diario no es muy variado pero aquí la estrella es el ramen, la gente no viene a comer sushi. De entrante puedes elegir entre una ensalada, las gyoza o el onigiri.

img_20161229_134551

img_20161229_134610

El punto de plancha de las gyoza les daba un plus extra y les quita ese pequeño punto gelatinoso que puedan tener: buenísimas. El onigiri quizá tenía un punto más soso, sobre todo aquellos bocados que no iban acompañados de la carne que había en el interior de la bola de arroz.

Después de abrir boca llega el mega bol de ramen. Existen tres variedades en este restaurante. El ramen de salsa de soja, el de salsa de miso  (los dos vienen con pollo y cerdo) o el de marisco. Tradicional como soy probé el de salsa miso.

IMG_20161229_135700.jpg

Solo con el bol de ramen, repleto de fideos (los finos no, los que son en forma de espaguetis) que hacen allí mismo, uno ya se puede alimentar para todo el día. El sabor es exquisito, con alga nori, bambú, brotes de soja y el pedazo de Cha-shu (panceta de cerdo guisada) para darle un toque carnívoro al asunto. Espectacular!

Ir a Ramen-Ya Hiro cambió por completo mi forma de ver una sopa y como dirían Love of Lesbian: Ahora ya soy, otro fan del Ramen.

Fish & Chips en Londres

Restaurante: Poppie’s Fish & Chips

Dirección: 55 Old Compton St, Soho, London

Lo mejor: El ratio calidad-precio.

Lo peor: Que este sea plato típico de este país.

Precio: 15-20€.

Es de sobras conocido que la comida inglesa peca de saludable, y según muchos, está mala. Como todo depende de gustos, yo no entraré en esta guerra. Quizá el plato más conocido que tienen es el fish&chips y en Poppie’s lo hacen muy bien, la verdad. El local, ambientado en los años 50-60, ya denota una cierta profesionalidad. El servicio, también acorde en la ambientación con el local, muy atento y amable, le da aún más este nivel de calidad que una restaurante, el cual tiene por especialidad pescado y patatas fritas, necesita para poder darle algo más de gracia a la comida.

IMG_20160802_202304.jpg

En cuanto a la comida propiamente, donde recomiendo el bacalao antes que la merluza, cumplió perfectamente las expectativas que nos habíamos hecho, ya que nos lo habían recomendado como el mejor fish&chips de la ciudad. El pescado, de un tamaño considerable para ser el tamaño normal (no quiero ni imaginar como es el tamaño grande), tenía un sabor buenísimo y es de agradecer que el aceite de la fritura no rebosara cual típico bar de fritangas.

En definitiva, muy recomendable. Todo serán sorpresas positivas al ir a probar un buen fish&chips en Londres.