La Montecarlo

Restaurante: La Montecarlo

Dirección:  Vicolo Savelli, 13, 00130 Roma RM, Italia

Lo mejor: La pasta

Lo peor: La presentación de los platos no llama la atención (por poner algo malo)

Precio: menos de 15€

Hablar de pasta y pizza es sinónimo de Italia (o del Dr Oetker para los que no tienen ganas de cocinar). Particularmente en Roma hay uno de los restaurantes menos conocidos por los turistas, quizá por su localización. Pese a estar cerca de Piazza Navona, se encuentra en una de las pequeñas calles que conectan Corso Vittorio Emanuele II y la Via del Governo Vecchio.

El local, lleno de fotografías de su dueño junto con personajes famosos de la sociedad italiana, y reformado recientemente, presenta una carta compuesta por una gran cantidad de pizzas y pastas, donde la relación calidad-precio es enorme y la presentación no debería ser un aspecto a tener en cuenta.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como si de la comida de la “mamma” se tratase, se sirve en raciones más que generosas. Carbonara, all’amtriciana, all’arrabbiata, con salmon, con gambas, con quesos, etc. Las pastas más famosas y típicas se encuentran aquí y todas ellas con la receta tradicional; Muy buenas. Si lo que apetece es la pizza, tampoco habrá problema en La Montecarlo, que obviamente, tiene las más comunes. Masa fina y crujiente, donde aquí el secreto no está en la masa, sino la combinación de los ingredientes.

En definitiva, pasta y pizza acompañadas con una buena cerveza y de parada obligatoria para poder cargar energías mientras se pasea por las calles y se ven los monumentos de Roma.

(NAP) Autentica Pizza Napolitana

Restaurante: NAP

DirecciónAv. de Francesc Cambó, 18, 08003 Barcelona

Lo mejor: Las pizzas y la burrata

Lo peor: Al ser un local pequeño, normalmente hay que hacer cola

Precio: 10-15€

Escondido en el barrio del Borne de Barcelona, hay una pizzería perfecta para saborear pizzas realmente exquisitas. En uno de los barrios más turísticos de Barcelona, se agradece que esté, un poco escondida, una de las pizzerías que mayor fama están ganando en la ciudad, evitando así el asedio de los turistas, que en los tiempos que corren no es poco.

20170427_221552

Entrantes muy de restaurantes italianos y que destacan por su calidad. Bruschettas más que dignas a un precio espectacular. Burrata que bien merece pagar el precio que indica la carta, de una textura y un sabor difícil de encontrar en el resto de restaurantes de la ciudad, y ensaladas, que a priori son muy simples, pero que al menos tienen un precio low cost coherente con el resto de entrantes.

El plato fuerte es obvio: la Pizza. Claramente el secreto está en la masa, y en esta casa se cuida, y muy bien, este aspecto. Masa de consistencia optima, grosor típico napolitano y de unas dimensiones estándar, el horno de leña hace el resto y le da un sabor a estas pizzas que, pese a que en la carta parecen un número pequeño, es la variedad ideal para poder dar lo mejor de sí y que la mezcla de ingredientes tenga coherencia. Las pizzas de la carta son, seguramente, un compendio de las más solicitadas y famosas, y si algo da buen resultado, mejor no cambiarlo.

En cuanto a postres, más de lo mismo. Si en las pizzas son acordes con la selección, en los postres no iban a ser menos: tiramisú y pannacotta. También, como en toda la carta, precios por debajo de lo que ahora mismo está el mercado, y teniendo en cuenta lo buenos que están, gran relación calidad-precio.

Autóctonos de Barcelona, aprovechad el momento e intentar ir a esta gran pizzería que nos brinda esta ciudad. El local es pequeño, sí, pero vale la pena hacer cola y saborear estas maravillosas pizzas.

Arroz y pescado (todo el año)

Restaurante: Arròs i Peix

DirecciónCarrer dels Ciutadans, 20, 17004 Girona

Lo mejor: El arroz negro de bacalao y los tallarines como entrante

Lo peor: Poco atún en la ensalada de atún…

Precio: 35€

Ahora que hemos iniciado el verano viene el tiempo de los arroces, con el pescado y el marisco como acompañantes esenciales. Vic, Girona, Barcelona y Platja d’Aro son las ciudades que tienen la fortuna de tener en su oferta gastronómica el restaurante Arròs i Peix. El concepto es claro y sencillo: compras el producto allí mismo y te lo cocinan, más fresco y fácil imposible.

De entrantes hay tanto ensaladas como los típicos platos para compartir de marisco y pescado. Desde una ensalada de atún, donde según mi gusto había poco del producto principal, a unas alcachofas rebozadas con salsa romesco, pasando por la sepia y los tallarines, cocinados con una salsa riquísima que harán que pidas más y más pan para poder mojar. Espectaculares los entrantes. Y la selección podría haber sido más grande, gambas, chipirones, calamares, y así hasta agotar el mercado.

En cuanto a los platos principales destacar tanto el arroz negro de bacalao como la fideuà negra de sepia, especialidades de la casa, y que realmente demuestran que son un uno fijo en la quiniela si lo que se quiere es comer bien sin arriesgar. De potente sabor y muy ricos, ambos se han de probar. Si lo que se quiere es un arroz suave y algo menos acorde con el nombre del restaurante, ese sería el arroz con alcachofas y conejo, nada de marisco y pescado pero que aportan un poco de diversidad por si se quiere cambiar un poco después de unos entrantes con tanto sabor a mar. Mar que está muy presente en los numerosos arroces caldosos que hay en la carta. Si no se quiere arroz como plato principal siempre existe la posibilidad de elegir otras opciones como un magret de pato, el entrecot o un tartar de atún o de salmón, elecciones también muy válidas para asegurar el tiro.

Si con todo esto no se tiene suficiente siempre tendremos la carta de los postres. El cheesecake no destaca comparándolo con un tatín de manzana buenísimo y un gran tiramisú.

En definitiva, gran sitio para compartir una experiencia interesante con los sabores del mar. Una apuesta segura.