La Mundana

Restaurante: La Mundana

DirecciónCarrer del Vallespir, 93, 08014 Barcelona

Lo mejor: Arroz de cap-i-pota

Lo peor: A veces hay mucha diferencia entre el nivel de unos platos y otros

Precio: 25-35€

En pleno barrio de Sants, en un local no excesivamente grande, hay uno de los referentes de la cocina contemporánea. Elegido por los lectores de El Periódico de Catalunya mejor restaurante del 2016 y, seguramente, aspirante a alguna estrella Michelin en un futuro, La Mundana ha calado hondo en el público. Con una personalidad muy importante, solo hay que ver la presentación de las patatas bravas con dos tipos de salsa (salsa brava y all-i-oli ahumado), ya nos damos cuenta que estamos comiendo en un restaurante de autor 100%.

Para empezar, mucho sabor a mar: anchoas, boquerones, ostras, tartar de atún, etc. Eso sí, combinados con croquetas, quesos y ensaladillas, que hacen que el entrante sea entre muy desenfadado y muy selecto. Algo “no tan crudo”, como la propia carta indica, nos da la opción de elegir elaboraciones como el Milhojas de Buey de mar y mayonesa de miso, una ensalada en la cual el buey de mar está acompañado de aguacate, manzana y chip de patata. Muy fresco y ligero y rico, ideal para empezar a calentar motores.

20170725_203950

La flor de calabacín, rellena de brandada de bacalao, combinación muy interesante, pero que no estaba al nivel de resto de platos, entre los cuales destacaba, de lejos, el arroz de cap-i-pota y anguila, acompañados por una salsa teriyaki y all-i-oli de azafrán. Gran arroz, de sabor intenso y que sin duda pasa de ser una recomendación a una obligación. Este plato debería venir de serie al sentarte a comer en La Mundana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro plato sorprendente son los huevos sorpresa. Cada cucharada es una mezcla de sabores muy comunes, pero que con un poco de aquí y un toque de trufa por allá lo convierten en un plato delicatesen. Otro de los triunfadores en la carta de La Mundana.

20170725_210917

El pincho moruno podría ser el plato infravalorado de la carta. Con un nombre muy común engaña totalmente, ya que, junto con el humus al cúrcuma hacen una combinación asiática muy buena, y lo convierten en un plato muy apetecible para los comensales más carnívoros. Al igual que la brocheta de pulpo y panceta. Acompañada de un caviar hecho a base de berenjenas y coco, explotan al máximo la combinación mar y montaña, junto con la verdura y la fruta. Cuatro elementos tan distintos en un solo plato que hablan muy bien de este restaurante y de sus apuestas tan arriesgadas y combinatorias que generan explosiones de sabores dentro de la boca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cuanto a los postres, seguramente todos son válidos, pero el postre estrella es el Torrichucho, una torrija rellena de crema, un final de diez.

20170725_214208

No hay más que añadir ante uno de los restaurantes que se ha convertido en estrella de la restauración Barcelona. Con un futuro muy brillante, hay que disfrutar de él antes de que se convierta en un lujo poder conseguir mesa para reservar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s