Borough Market

Restaurante: Borough Market

Dirección: 8 Southwark St, London SE1 1TL

Lo mejor: La variedad

Lo peor: El único problema podría ser que el tiempo no acompañase

Precio: No hay precio medio

Cuando se dice que se va a Londres todo el mundo afirma que no se come bien, que muy bonito pero que allí de hamburguesas y fish&chips no nos va a librar nadie. Todo esto es cierto, no se puede negar, ahora bien, siempre hay algún sitio para romper ese tópico. En este caso no es un único restaurante, sino un recinto que mezcla locales con puestos al aire libre. Aquí se reúne todo tipo de gente, desde ejecutivos con traje a turistas, de gente que pasaba por allí o algunos que expresamente van a saborear algún plato típico de un país exótico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay cabida para todo, desde los quesos italianos, a las sweet potatos que amenizan la espera para conseguir un wrap de pollo con curry, comida india o un sencillo sandwich. Eso si no se quiere uno arriesgar a sentarse en un bar de tapas españolas, total, cuando vamos al extranjero muchas veces acabamos comiendo en un italiano fuera de Italia y no nos parece tan descabellado.

En definitiva, un emplazamiento con un sin fin de oportunidades,  en el cual si no se tiene la idea clara de lo que se quiere se puede acabar loco de tantas opciones ricas y asombrosas. Sería difícil hacer una recomendación.

Fish & Chips en Londres

Restaurante: Poppie’s Fish & Chips

Dirección: 55 Old Compton St, Soho, London

Lo mejor: El ratio calidad-precio.

Lo peor: Que este sea plato típico de este país.

Precio: 15-20€.

Es de sobras conocido que la comida inglesa peca de saludable, y según muchos, está mala. Como todo depende de gustos, yo no entraré en esta guerra. Quizá el plato más conocido que tienen es el fish&chips y en Poppie’s lo hacen muy bien, la verdad. El local, ambientado en los años 50-60, ya denota una cierta profesionalidad. El servicio, también acorde en la ambientación con el local, muy atento y amable, le da aún más este nivel de calidad que una restaurante, el cual tiene por especialidad pescado y patatas fritas, necesita para poder darle algo más de gracia a la comida.

IMG_20160802_202304.jpg

En cuanto a la comida propiamente, donde recomiendo el bacalao antes que la merluza, cumplió perfectamente las expectativas que nos habíamos hecho, ya que nos lo habían recomendado como el mejor fish&chips de la ciudad. El pescado, de un tamaño considerable para ser el tamaño normal (no quiero ni imaginar como es el tamaño grande), tenía un sabor buenísimo y es de agradecer que el aceite de la fritura no rebosara cual típico bar de fritangas.

En definitiva, muy recomendable. Todo serán sorpresas positivas al ir a probar un buen fish&chips en Londres.