Ikibana: lo mejor de Japón y Brasil.

Restaurante: Ikibana

DirecciónCarrer del Dr. Fleming, 11, 08017 Barcelona

Lo mejor: El servicio, el local y sobre todo la calidad de todos los platos

Lo peor: El precio de los platos no es popular y lo hace exclusivo de ocasiones especiales.

Precio: de 25 a 50€ (según si escoge menú o a la carta)

Ikibana consigue fusionar lo mejor de la cocina brasileña y japonesa en un mismo restaurante, en un mismo plato. La calidad de los productos y la elaboración hacen que el precio sea elevado, inconveniente si no se tiene mucha hambre. Pero, si ese no es el caso, la recomendación es probar alguno de los menús degustación que tienen y que harán que el precio que se pague sea mucho menos doloroso para el bolsillo en cuanto a calidad-precio-cantidad se refiere.

Disponen de tres locales en Barcelona (Sarrià, Borne y Paral·lel) con una ambientación muy buena y el servicio es excepcional. A partir de aquí, la elección de qué degustar viene a cargo del comensal. Por ejemplo, el menú degustación de precio intermedio (38€) cuenta con dos entrantes, 3 tipos diferentes de makis, 2 platos calientes y 2 postres.

De entrantes un suave tartar de salmón con aguacate y wasabi y unos dados crujientes de tapioca rebozados de panko, farofa y salsa agridulce. Destacar los Hokkai sin desmerecer el resto. Los Hokkai son makis tempurizados de salmón, crema de queso y salsa tare. También, incluidos en el menú, vienen uramakis Sao Paulo (atún, pescado blanco y papaya) y Copacabana (salmón crujiente y mayonesa picante envueltos en anguila ahumada).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como platos calientes el ya tradicional Yakisoba y Muqueca de Bahía, un plato tradicional de Brasil que consiste en un cocido de dorada acompañado con una espectacular salsa de coco, pimientos y aceite de chili y arroz. Sin duda, el mejor plato de la noche. Y para acabar, dos postres: Mousse de maracuyá y Caramilho. El segundo se trata de un cremoso de caramelo y miso, chocolate, confitura de mango y vainilla y un crumble de kikos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Calidad, servicio y locales estupendos hacen de estos restaurantes lo ideales para veladas y celebraciones especiales.

 

Marisqueira Fialho (Algarve)

RestauranteMarisqueira Fialho

Dirección: Parque Natural da Ria Formosa, EM1339 1090E, 8800-102, (Tavira) Portugal

Lo mejor: La calidad del pescado a la brasa.

Lo peor: Abstenerse finolis que se basen en la pulcritud de un local.

Precio: 20€

Uno va por Portugal y se deja aconsejar por la gente local o por los asiduos, que año tras año van a veranear a las preciosas playas del Algarve portugués. La Marisqueria Fialho es uno de esos sitios a los que uno llega así o, porque perdido entre las carreteras más inverosímiles, da con este lugar en el momento preciso a la hora adecuada. Fácil de encontrar si te lleva Google Maps, reconocer que yo fui recomendado y doy gracias a ese gran consejo.

Cuando llegas a un sitio y ves que más de la mitad de la gente habla el idioma local te das cuenta de que se comerá bien y a buen precio. Y este fue el caso.

Pese a tener carne en su carta, que menos que decantarse por el marisco y el pescado en un sitio de costa y que se llama Marisqueria. Almejas, pescado frito y salmón a la brasa (el mejor salmón a la brasa a la plancha que haya probado jamás) son un pequeño ejemplo de la gran variedad que tienen.

Ni que decir de la cantidad, platos enormes y bien complementados con los acompañantes, de los que recomendaría dejar para el final y así poder saborear y degustar el protagonista del plato.

Gran recomendación si uno lo que quiere es darse un festín de pescado y marisco.

D Chef Corner

Restaurante: D Chef Corner

Dirección

Lo mejor: Cualquiera de los segundos es muy bueno.

Lo peor: Quizá los huevos estrellados son de la calidad del resto.

Precio: 25€

El glamour en D Chef Corner está desde el momento en el que entras en el local. Más ambientado y decorado como lugar de copas, en realidad, es también un sitio ideal para celebrar una cena con un grupo de amigos, una acto de empresa o una cita romántica. Buena atención por parte del personal y con unos productos de primera calidad.

Típicos entrantes o ensaladas para compartir como el jamón ibérico, las patatas bravas, los huevos rotos o el surtido de quesos combinan con otros más exóticos y experimentales, como el ceviche, el hummus con tartar de chistorra o el carpaccio de ciervo salvaje. Solo con entrantes ya se podría plantear una cena de nivel.

En cuanto a los platos principales, en los cuales también tenemos arroces, cabe destacar la gran calidad del producto. Elaboraciones de carnes y pescados tan apetecibles como un tataki de atún excelente, un salmón con verduras más sencillo pero de gran sabor, un steak tartar tradicional o un lomo bajo de vaca espectacular. Recomendable 100% cualquiera de las opciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para acabar unos postres más típicos pero con algún toque diferencial. Coulant, tiramissú o carrot cake están dentro de las opciones, los cuales vienen con el añadido de algún ingrediente que le da un toque diferente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

D Chef Corner da un toque de glamour al Eixample esquerre más cercano a la diagonal y la zona de Francesc Macià.

Norte-Westfalia, la Alemania del Ruhr

Cuando uno dice que va a Alemania la pregunta más común que escucha es: ¿vas a Berlín o a Munich?. Pues no, no vamos a hablar (de momento) de ninguna de estas dos ciudades. El estado de Norte-Westfalia es la zona con la mayor cantidad de minas de carbón de Alemania, es de donde son originarios Michael Schumacher, Heidi Klum y Blind Guardian y también de donde son un gran número de equipos de fútbol de la Bundesliga. Pero vamos a recomendar varios restaurantes y comida típica.

Quizá lo más famoso de Gelsenkirchen sea su equipo de fútbol, el Shalke 04. Ciudad con un alto índice de paro y una de las más pobres de Alemania, la cual recibe mucha inmigración. Por esto, no es de extrañar que uno de los mejores sitios que podemos recomendar sea un restaurante italiano, Trulli.

20170413_203854

Para empezar te reciben con un una selección de olivas y una especie de mantequilla de pesto que puedes untar en unos bollos calentitos. Un diez como comienzo y que no decae en toda la velada. Como recomendaciones para compartir los antipasti de la casa, una selección de parmesano, tomates secos, garbanzos y verduras varias a la plancha junto con un plato de embutidos típicos italianos. Cualquier decisión es buena. Pizzas, carne, pescado y como no, pasta, tanto en calidad como en cantidad, ideal para gente con mucho apetito. Y para acabar, que mejor que unos buenos postres: tiramisú, pannacotta y mousse de chocolate, la combinación perfecta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya en Bochum, recomendación de un restaurante de toda la vida: Brauhaus Rietkötter. Será por el frío o porque realmente tienen una pinta increíble, las cremas son un gran inicio para ir abriendo boca. Crema de patata, guiso de carne o, en especial, la crema de calabaza (Kürbiscremesuppe), con toque a chile y un poco de nata, que esta deliciosa y en el que el chile le da un toque de Rock&Roll, tal y como diría el mismísimo Jordi Cruz.

El toque alemán lo da el Käsespätzle, una pasta típica del sur y que en esta modalidad está acompañada de lonchas de queso emmental fundido y cebolla frita. Espectacular!

Un plato no tan alemán y que puede ser un contrapunto a aquel que no le interese la gastronomía de ese país sería la Mädchensalat, una ensalada con una vinagreta balsámica y salmón a la plancha. Sí, pescado, algo “sano”, sin tanta salsa ni tanta contundencia como los platos anteriores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Quizá ninguna de estas ciudades os resulte familiar, pero si hablamos de Colonia seguro que la cosa cambia. Allí, Peters Brauhaus ofrece tradición. Uno de los platos más populares es el Mett (Metthappen), carne de cerdo picada, servida típicamente en una rebanada de pan, y condimentada con sal, pimienta y cebolla. Quizá de entrada eche para atrás, pero una vez la pruebas no puedes parar de comer. Algo sencillo y rico.

Siguiendo con los platos típicos, uno consistente: el Rheinischer Sauerbraten (o Soorbrode). Carne, típicamente de caballo pero que puede encontrarse de otras variedades como en este caso de buey, marinado con vinagre, agua, caldo de verduras y especias y acompañado con puré de manzana y de puré de patatas, y de un sabor fuerte. Ideal para días de frío, algo no muy difícil en Alemania.

Otro plato típico, pero que podría encontrarse con mucha facilidad en España sería el Himmel un Äd. Morcilla negra con cebolla frita y todo acompañado con puré de patata. Sabor esperado para todo amante de la morcilla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Consejos y restaurantes que bien pueden servir para todo aquel que viaje a una zona no muy turística de Alemania pero que sinceramente no hay que descartar si lo que se quiere es tranquilidad y naturaleza. Cualquier destino, por atípico que parezca, puede deparar grandes sorpresas.

IMG_20170415_223543

Bonus: también en Bochum una recomendación muy válida es la de un lugar para darse un capricho. Uno de los mejores sitios para comer un currywurst está en esta ciudad y se llama Bratwursthaus. Hay que reconocer que está muy bueno y da energía al momento. No en vano, la calidad ha llevado a una fama tan grande que ahora mismo ya venden hasta por Internet. Renovarse o morir!